lunes, 19 de septiembre de 2016

LO QUE DURE LA ETERNIDAD


Lo que dure la eternidad
Autora: Nieves Hidalgo
Editorial: B de Books
Nº páginas: 250
Fecha de publicación: 2012
Sinopsis:
Cristina Ríos, una joven experta española, es contratada para valorar las obras de arte del castillo medieval de Killmarnock, en Irlanda. Allí la aguarda Dargo Killmar, el más antiguo habitante del castillo, que sin embargo sigue siendo un hombre joven y endiabladamente atractivo… Es que se trata de un fantasma, claro, que vaga desde hace cuatrocientos años por las enormes estancias en busca de una reliquia que podría liberarlo de la maldición que pesa sobre él.


 Opinión: 


Quinientos años después de que Dargo Killmar recibiera la terrible maldición que lo convirtió en un espectro vagando por las estancias de su castillo, Cristina Ríos viaja a Irlanda para revisar y catalogar las importantes obras de arte que esconde el castillo de Lillmarnock. La imponente construcción hace imposible evitar transportarse al pasado, descubriendo los numerosos y valiosos tesoros que esconde el castillo, y también la leyenda que dice que el castillo está encantado, y que el fantasma que vive en él solo podrá liberarse cuando una importante reliquia sea encontrada.

Por supuesto, a Cristina le resultará encantador vivir en un castillo con leyenda y fantasma incluido. Hasta la llegada de Cristina, tan solo el ama de llaves había sido capaz de verlo, pero la llegada de esa preciosa chica al castillo supondrá un nuevo aliciente para Dargo, no solo por lo mucho que se divierte con ella cuando ella hace todo lo posible por negar su existencia, en los momentos que pasan juntos descubre que con ella puede experimentar sensaciones y sentimientos olvidados en los últimos 500 años, que le hacen desear que todo fuera diferente.
Se sentó en la cama y se tapó el rostro con las manos. ¿Qué le estaba pasando? ¿Se estaba volviendo loca? ¿Cómo podía ser tan estúpida?
Los muertos no hablan. No regresan.
Hacía tiempo que quería leer este libro, y este verano ha sido el momento. Es una historia entretenida, divertida en muchos momentos, bien llevadas las escenas románticas entre los personajes, hay que tener en cuenta que uno de ellos es un fantasma y aunque ya imaginaba la resolución de la historia, he disfrutado mucho con ella.  

Con una perfecta y cuidada ambientación y descripciones que nos transportan a Irlanda y al castillo de Lillmarnock (cuesta creer que solo exista en la imaginación de la autora), y una historia que incluye todos los ingredientes para conseguir una lectura ágil, divertida y emocionante: una trágica leyenda, una maldición, unos protagonistas con personalidad que desafiarán las leyes de la física con una historia de amor para toda la eternidad.
Puntuación: 
8

10 comentarios:

  1. No me llama demasiado esta vez. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Este libro no me importaría leerlo... tiene cosas que me gustan leer en temática romántica
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas con él, espero que te guste!
      Besos

      Eliminar
  3. Hace unos meses recomendé este libro en unos posts sobre recomendaciones románticas porque, claro, es uno de mis libros favoritos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, recuerdo tu post, me llevé unas cuantas recomendaciones de allí. Muchas gracias.
      Besos

      Eliminar
  4. esta historia me suena a que la he leido de Karen Marie Morning.. no recuerdo el título pero me suena y me suena mucho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Fue mi primera incursión con esta autora, en algunos momentos me perdia...era real o no él en algunos momentos? así y todo me gusto, lo recuerdo con especial cariño

    Besitoss

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!
    Me gustó bastante en su momento, no es una novela que releería, pero creo que la historia está bastante bien llevada y, eso teniendo en cuenta que huyo de lo paranormal!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Yo solo leí un libro de esta autora una vez y no me gustó nada, por eso soy reticente a darle una nueva oportunidad, ya veré en el futuro.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar